Habitación en Roma



He leído las devastadoras críticas que ha recibido Habitación en Roma de Julio Medem. Boyero y Fotogramas la dejan como un film de poesía barata. Pero con sólo el primer movimiento de la cámara (filmando las dos mujeres en picado, y sin un solo corte hasta llegar a la habitación del hotel) sólo por ver el primer minuto de la película, ya vale la pena ir al cine. El film es conmovedor y poético. Capaz de crear un ambiente, un universo propio reconocible, y tiene un dominio de las imágenes, de la luz con una fuerza absolutamente pictórica. Temía el momento que todos los críticos me habían advertido: ella víctima de Cupido es atravesada por una flecha dentro de la bañera. Pero lo he vivido muy bien, como una escena metafórica, que incluso rinde homenaje al famoso cuadro de La mort de Marat de Jacques Louis-David.

Mi punto de horror, que lo ha habido, no ha sido este: nada que objetar a una película rodada con buen oficio, sensibilidad, momentos divertidos y con una historia parecida a Before Sunrise de Richard Linklater.

Mi punto de horror ha sido cuando Alba reconoce que el hijo de su pareja ha muerto a causa de un accidente estando a su cargo. Nadie puede ser la causa indirecta de la muerte de un niño y vivir una noche de pasión y enamorarse. Quien es capaz de pensar un argumento así, así de bestia, o bien no es una mujer o nunca ha sido madre. Incluso si el niño hubiese muerto de muerte natural es prácticamente imposible estar “in the mood for love”. O lo que es peor, uno esta tan dentro de su arte, de sus encuadres y su dominio cinematográfico que no ateniende al horror de lo que está contando.

Para enamorarse hace falta una cierta inocencia, una capacidad generosa de acoger la vida, una libertad, una entrega, una capacidad de darse y recibir que, la muerte de un niño, reciente, imposibilita absolutamente.

Me sorprende que nadie se dé cuenta de esto, ni los críticos, ni el director… ah, claro, se me olvidaba, todos ellos son hombres. Todos ellos están muy preocupados por no hacer una peli de tías buenas que se lo montan y que ponen a tope a los tíos y que en nombre de lo progre sea lo más socorrido y machista que pueda haber.

Por todo ello – por miedo a hacer la más conservadora de las pelis - hablan tanto de poesía, de falta de morbo, de una auténtica historia de amor… pero por favor, que pregunten a sus amigas, a sus hermanas, a sus madres y esposas, y si no es así que dejen que las mujeres expliquen sus propias historias directamente, ellas mismas. Seguro que no se colocan ningún niño muerto antes de hacer el amor.

Y si no que todos miren La Vida secreta de las palabras de Isabel Coixet, la voz en off del final del film es la de su hija muerta, la que le impide continuamente algo parecido a la felicidad.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Alguna cosa més sobre mi

Sobre aquest bloc

Calaix de sastre, ben bé com un bloc, on hi escric coses des de la immediatesa... també és un recull ordenat d'articles publicats o participacions radiofòniques. Els temes principals sobre els que m'agraden escriure tenen a veure amb la cultura, l'ecriptura, l'ètica... i tot allò que desperti el meu interès, i qui sap, si el d'algú més. Espero que siguis aquest algú més.